Una mascota no es un juguete

Quizás las navidades sea la temporada en la que más personas se decantan por comprar una mascota. Posiblemente la ilusión por ver sonreír a nuestro niño o niña cuando descubra a su mascota favorita, será el principal motivo para dejar entrar en nuestro hogar a un nuevo miembro. Y es por ello que debemos ser conscientes cuanto antes, que una mascota no es un juguete.

Todos los veranos se producen cientos de abandonos.

Al igual que decidimos traer por fechas invernales nuestra mascota a casa, no es raro observar que justo en fechas estivales se produzcan numerosos abandonos. No sólo de perros o gatos, hablamos de todo tipo de animales, pasando por hurones, loros, hámsteres, tortugas, reptiles, etc. Cuando hablamos de abandono, no hay excepciones. Y es que a veces no nos damos cuenta que el cuidado de una mascota, como cualquier otro ser vivo requiere de atención y trato responsable.

Atención constante y responsabilidad.

Sea cual sea su mascota, como mínimo va a requerir una atención constante sobre su aseo y limpieza de elementos y útiles, cantidad de comida, agua, revisiones veterinarias, y aquellos que lo requieran además necesitarán paseos, juego y ejercicio. ¿Y debe ser todo esto el resultado de un “sacrificio personal”?. Por supuesto que no. Debería ser el conjunto de acciones a llevar a cabo, porque realmente deseamos, queremos y estamos dispuestos a hacerlo por nuestras mascotas, porque nos place y queremos tenerlas en casa, para nuestro disfrute, su cuidado y compañía.

Por ello recomendamos pensarlo un poco, antes de lanzarnos a comprar una mascota si el hecho que nos motiva es sólo ver la cara de ilusión o sorpresa de nuestros hijos, nietos, pareja, etc. Seguro que habrá muchas maneras de conseguir el mismo efecto sin necesidad de usar a seres vivos. Tampoco está de más dar un vistazo a las diferentes tiendas online de mascotas para ver a que gastos nos enfrentamos en alimentación o complementos.

Felices fiestas ¡

Deja un comentario